El Gobierno confirmó que en junio habrá un nuevo bono para jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo de $ 70.000.

De esta forma, la jubilación mínima quedaría en torno a los $ 277.000.

“Nunca más pierdan contra el nivel inflacionario y su poder adquisitivo no sea resentido”, señaló Adorni.

En mayo la jubilación mínima fue de $ 190.141 que sumado el 8,8% de inflación pasa a $ 207.000 y sumando el bono se alcanzan los $ 277.000

En tanto, la PUAM (Pensión Universal para el Adulto Mayor) llegaría a $ 235.000.

Por su parte, el haber máximo de junio estará en $ 1.390.000, por la suba de 8,8% por inflación.

El Gobierno mantiene la política de elevar los haberes mínimos mediante un bono pero al no actualizarlos avanza en su licuación.

El mayor obstáculo a esta política puede surgir del Congreso ya que avanzan los dictámenes de la oposición para modificar la fórmula y ajustar la actualización por el bimestre enero/diciembre que el Gobierno había fijado en 12,5%.

Esto complicaría la situación de las cuentas fiscales y reduciría el superávit fiscal.